Warning: mysqli_real_connect(): Headers and client library minor version mismatch. Headers:100214 Library:100413 in /home/u987334783/public_html/wp-includes/wp-db.php on line 1531
Dificultades animicas del emprendedor, Nota en Revista Tigris - Glimar

Toda persona que empieza un emprendimiento
propio tiene una lista interminable de tareas de las
Dificultades animicas jpgcuales ocuparse: desde ir al banco, hasta buscar
clientes, diseñar lanzamientos, estudiar a la competencia,
elegir proveedores, calcular precios, sacar fotocopias
y estar presente cada día en las redes sociales.
Pero sobre todo, como explica Claudina Kutnowski, asesora
de proyectos personales y transiciones laborales, a cargo de
Glimar, uno debe auto-motivarse, auto-liderarse, autoexigirse,
auto-controlarse, auto-felicitarse.


“Son muchas
cosas y hay una sola persona que tiene que aprender a administrar
todo eso. Y en general se suele tener más afinidad sólo
para algo. Así es como hay cuestiones que quedan de lado y
generan agujeros en el proyecto”, explica Kutnowski.
¿Cómo organizarse? Ante todo, sabiendo que liderar un
negocio es un aprendizaje continuo. No sólo de tareas y
finanzas, sino de conocer cómo uno es: los propios límites, la
capacidad de pedir ayuda, delegar y armar redes de pares.
Cuando empiezan los problemas
Las dificultades que se presenten estarán directamente relacionadas
con el momento del proyecto. Aquí, Kutnowski
detalla cuatro momentos clave:
:: Al inicio lo más difícil es armar un equipo. El emprendedor
intenta resolver todo solo y eso no es fácil. Así, se genera
desborde, impotencia y sensación de imposibilidad. Si esto
no se resuelve, sea cual sea el proyecto, se tratará de un
problema crónico.
:: La incertidumbre o inseguridad cuando se lanza el producto
o servicio es muy fuerte. Hasta que no se generan clientes y
un poco de historia de ensayo y error es muy difícil. Si el
emprendedor no tiene buenos referentes con quienes
cotejar su realidad puede sacar conclusiones precipitadas
que compliquen decisiones futuras.
:: Si no hay un buen plan de trabajo y de negocios, la ansiedad
y la frustración pueden ser muy fuertes.
:: Una sensación poco corriente pero peligrosa es la omnipotencia
(cuando todo falla pero la persona está convencida
de que tiene razón). Es importante darse cuenta de esto
para modificar algunas cosas del plan original.
Salir a flote
¿Qué soluciones hay? Es importante tener un plan estratégico
anual con objetivos mensuales mensurables y objetivos
conceptuales. También un plan de trabajo y uno
comercial acorde a esa estrategia (dividido por mes) y
fundamentalmente soporte técnico para las áreas que uno
no sabe llevar adelante.
Además, se debe tener muy bien estudiado el mercado
donde se está inmerso y reunirse con colegas que hacen lo
mismo. Obviamente contar con un socio es mucho mejor.
Además, Kutnowski remarca la importancia de tener disciplina,
conocer las propias fortalezas y debilidades, ser
proactivo, paciente y poseer alta capacidad para aprender
de los errores. También se pueden generar alianzas, trueques,
comisiones, compartir bases de clientes, etcétera. Hay
que hacer lo que uno sabe y encontrar la manera de armarse
un equipo de personas que nos brinden lo que falta. Pero
también conocerse más y en profundidad a través de la
terapia o el coaching. “Lo que logremos siempre dependerá
de cómo estemos, y estas herramientas son de gran ayuda”,
asegura Kutnowski.