glimar1¡Hola a todos!

Existe un gran número de profesionales con mucha experiencia y un largo recorrido como trabajadores independientes que en los últimos años se encontraron con un nuevo desafío: el de mantenerse actualizados para no perder mercado y capitalizar todo ese expertise profesional aprovechando las nuevas herramientas de comunicación.

En Glimar recibimos muchas consultas de abogados, diseñadores gráficos, fotógrafos, contadores, arquitectos y muchas otras disciplinas relacionadas con esta problemática, profesionales de gran trayectoria que empiezan a encontrar trabas a la hora de aggiornarse a la dinámica del mercado actual. Desde este espacio les proponemos reinventar ese espacio laboral, sin perder nuestra esencia como profesionales. En este sentido, planteamos tres ejes del negocio para analizar:

  1. Nuestra identidad como profesionales: Aquellas personas que tienen una carrera como  profesionales independientes seguramente ya hayan formado su identidad en el rubro en el que trabajan: las áreas en las que somos expertos, la manera de encarar el oficio y las herramientas con las que contamos día a día, todo forma parte de nuestra esencia como profesionales. A la hora de evaluar esa identidad, la clave está en detectar cuáles son los atributos que nos destacan, nos definen y nos posicionan como expertos y cuáles son permeables para adaptarse a los cambios actuales. Por ejemplo, un diseñador o diseñadora gráfica que ha dedicado su carrera a trabajar en el campo editorial, no necesariamente está obligado u obligada a desempeñarse en el diseño web. Posiblemente sea mucho más redituable capitalizar toda esa experiencia y reforzar la comunicación para posicionarse como referente en ese área.
  2. El mercado al que nos dirigimos: Otro de los elementos a analizar es el tipo de público que estamos buscando. A lo largo de nuestra carrera como profesionales seguramente hayamos definido un target para nuestro negocio, pero es importante que constantemente estemos verificando las necesidades actuales de ese target, cómo se va moviendo nuestro negocio, qué tipo de servicios ofrece nuestra competencia, cómo podemos adaptar nuestra oferta a esos cambios. Como siempre, analizar y estar atentos a las nuevas coyunturas es imprescindible para no perder clientes.
  3. Cómo nos comunicamos: Posiblemente esta sea el área de mayores cambios desde que iniciamos nuestra carrera como profesionales. Es muy probable que nuestro público siga existiendo pero que su manera de comunicarse o de buscar servicios profesionales se haya modificado. La clave está en detectar esos cambios y repensar nuestra estrategia de comunicación para llegar a ellos de manera eficaz.

En conclusión, los profesionales hoy en día nos encontramos con un escenario cambiante y muy dinámico que nos exige mantenernos constantemente actualizados. El secreto está en reinventarnos sin perder de vista nuestra esencia y aquello que nos da satisfacción hacer.

¡Hasta la próxima!