1018_historia-genix-01
¡Hola a todos!

 

Durante todos estos años desde Glimar hemos trabajado con muchísimas personas que desarrollaron una gran carrera en el mundo corporativo. A simple vista, la estabilidad, el reconocimiento y el confort de esta situación podría parecer el sueño de cualquier profesional. Pero al indagar un poco más, encontramos que muchos de ellos comparten las ganas de dar un paso más allá, de construir algo propio en donde no sólo puedan volcar sus capacidades técnicas sino también su identidad como trabajadores.

 

El protagonista de nuestra historia, Daniel Giagnoni, recorrió todo este camino y hoy trabaja en Genix, consultora de eficiencia energética y productividad que fundó junto a su socio, Marcelo Andrade. Los invitamos a conocer su historia:

 

Daniel es Ingeniero Electricista especialista en Calidad, formó parte durante muchos de grandes empresas. Grandes en serio, trabajó en BGH y el Grupo Telefónica, tanto para Telefónica como para Movistar, en áreas de Ingeniería, Calidad, Planificación Estratégica y Marketing.

 

Uno de los cambios importantes en su carrera se dio al salir del área de Marketing de Movistar a trabajar por su cuenta en el área de proyectos. Eso significó una vuelta hacia las raíces de su profesión, reencontrarse con su costado más técnico. A partir de ahí empezó el proceso de maduración de una idea que venía gestándose en su cabeza desde hacía un tiempo: “Después de trabajar durante años en una empresa grande sentía la necesidad de hacer algo que esté más a mi alcance, que los resultados de mi trabajo se vieran más directamente y que me permitiera dedicarme a aquellos aspectos relacionados con la vida laboral que estuvieran más alineados con mis intereses personales”, nos cuenta Daniel.

 

Y es que para Daniel, como para muchos profesionales, el ambiente corporativo suele ser una gran fuente de experiencia. Pero con el correr de los años empieza a surgir la necesidad de construir algo propio, en donde se pueda ver nuestra verdadera impronta, un proyecto que podamos moldear al 100% según nuestros intereses y nuestros valores como profesionales.

 

“Estuve madurando la idea durante bastante tiempo. Me animé porque contaba con el back up de la formación profesional y de lo aprendido durante mi experiencia laboral”, dice Daniel. Desde Glimar creemos que este es un factor clave a la hora de lanzarse: identificar aquellos atributos que nos distinguen como profesionales, en los que más nos destacamos, capitalizar lo aprendido y potenciarlo para que se convierta la piedra fundante de nuestro proyecto.

 

Así Daniel fundó Genix, y hoy se dedica de manera independiente a brindar servicios de eficiencia energética y productiva para empresas y organizaciones. Le preguntamos a Daniel sobre la pérdida y la ganancia de este proceso y su respuesta fue contundente: “A quien esté trabajando en alguna empresa le aconsejaría que aproveche la comodidad de la relación de dependencia para pensar qué le gustaría hacer, que vea la viabilidad del proyecto y que empiece! Yo perdí algo de la estabilidad económica que te da contar con una suma fija a principio de mes, pero claramente gané en motivación, gratificación y libertad.”

 

Tres elementos que sin dudas hacen que el cambio valga la pena. Gracias Daniel por contarnos tu historia. Los invitamos a conocer su proyecto:

 

daniel.giagnoni@genix.com.ar

 

¡Hasta la próxima!