¡Hola a todos!
Hoy quiero presentarles a una mujer que convirtió su historia y su experiencia personal en un proyecto que ayuda a muchos. Ella es Jorgelina, creadora de Nidra Mater, un espacio de terapias para la salud natural que hoy en día está enfocado en el desarrollo los productos para la fertilidad. Los dejo con la protagonista, que cuenta su historia en primera persona:
Como Licenciada en Administración y Especialista en Proyectos, trabajé muchos años en diversas empresas, cambié mucho de trabajo ya que nunca me cerró la relación de dependencia. Pero no reniego de ello, aprendí mucho y sobretodo me sirvieron para tener mi economía independiente desde hace muchos años.

 

El gran motor del cambio fue mi deseo de ser madre y mi recorrido personal. En los casi 3 años donde busqué herramientas para quedar embarazada, me cansé de ver los centros de fertilidad atestados de parejas con cara de pánico o frustración y fui sanando a través de herramientas naturales y esperanzadoras que encontré en otros países a través de Internet.

 

Estas herramientas no sólo me llevaron a lograr el tan esperado embarazo, sino a valorar otras cosas de la vida: a elegir el camino del bienestar y saber que el trabajo no tenía por qué ser un lugar de obligación y displacer. Así fue que cuando quedé embarazada pensé “esto no puede quedar sólo en mi embarazo, tengo que hacerlo llegar a otras personas en Argentina”.

 

Me acerqué a Glimar para darle forma al proyecto, organizar mis ahorros y preparar todo para poder lanzarlo en mi etapa de licencia por maternidad. Así fue que pasé de trabajar en un banco en relación de dependencia a un proyecto independiente en el que plasmo mi experiencia personal de vida.

 

Hoy Nidra Mater está orientado a personas y parejas que buscan un embarazo, ya sea que quieren prepararse o que están en búsqueda con o sin tratamiento médico. Ofrecemos un taller introductorio, encuentros grupales para compartir experiencias, herramientas y contención de las personas que están en este camino, clases de yoga para la fertilidad y orientaciones individuales para parejas donde trabajamos el caso y las necesidades de cada uno en particular. En pocos meses hemos realizado tres talleres y realizaremos otros próximamente en CABA, La Plata y Mar del Plata y probablemente en Maschwitz. Cuatro parejas que participaron en estas actividades han quedado embarazadas. Cuando me contaron lo bien que les había hecho acercarse a Nidra Mater me dieron una satisfacción interior indescriptible, que nunca había logrado con ascensos o bonos en mis trabajos anteriores.  

 

Si tuviera que dejarle un consejo a alguien que está empezando su propio proyecto, le diría que para dar el salto hay que estar muy seguro de lo que uno quiere hacer, porque si encaramos proyectos independientes sólo por el hecho de irnos de lo que teníamos, posiblemente no resistan los avatares del emprendedorismo, que son muchos. Cuando uno está seguro, indaga, investiga y hace un plan, las cosas funcionan.

 

Por último, les recomiendo enfocarse. Cuando le presenté a Claudina mis ideas, había pensado en un montón de productos. Mi idea era que tenía que desarrollar muchas cosas para ganar un poquito en cada una y así llegar al ingreso deseado. Esto dispersaba mucho mis energías y mi tiempo. Finalmente, me enfoqué en el taller introductorio de fertilidad natural para iniciar el proyecto. Con un bebé recién nacido no tenía mucho tiempo, y hacer foco en esto me llevó a trabajar en equipo, y a desarrollar los otros productos. A veces menos, es más.
¡Gracias Jorgelina por tu historia! Y por acercar herramientas tan valiosas a través de Nidra Mater. Los invito a todos a conocerlas:
¡Hasta la próxima!