Ser pacientes frente al cambio

Ser pacientes frente al cambio

Vivimos acostumbrados a correr, a convivir con fechas límites, a tener todo “YA”. Por eso cuando nos encontramos frente a un proceso de cambio que implica frenar y meditar una decisión, aparecen la frustración y la ansiedad como resultado de esa vida frenética a la que estamos habituados.